11.1 Profundizando más: SANTA CENA

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ
 
1. Los servicios de Santa Cena o Comunión.

1. ¿Qué otro recordativo nos dejó Jesús de su muerte? 1ª Corintios 11:23-26 ______________________________
________________________________________
Durante 1500 años los seguidores de Dios, a través del sacrificio del cordero pascual, miraban adelante por fe, hacia el sacrificio de un Salvador por sus pecados. El viejo servicio de Pascua conmemoraba la liberación de los israelitas de la esclavitud egipcia; la Santa Cena, la cual instituyó Jesús en la noche de su crucifixión, tiene el fin de mantener fresco en nuestras mentes la gran liberación del pecado que tuvo lugar en el Calvario. Jesús era el verdadero cordero Pascual. Al presentarse a sí mismo como ofrenda por el pecado, puso fin al sistema de tipos y ceremonias que durante 4000 años dirigió la atención de los adoradores a su muerte vicaria. 
La levadura y lo fermentado representan el pecado, el pan de Santa Cena y el vino, representando el puro, impecable Cordero de Dios, deben ser sin levadura y sin fermentar.

2. ¿Qué preparación se debe hacer para la Santa Cena? 1ª Corintios 11:28 ______________________________________________________________________

3. ¿Por qué es importante examinarnos a nosotros mismos antes de participar en la Santa Cena? 1ª Corintios 11:29 _________________________________________
Este servicio sagrado lleva nuestro corazón al Calvario. Jesús dijo: “Yo soy el pan de Vida” (Juan 6:35). “Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63). Al participar de esos símbolos sagrados, le decimos a nuestros prójimos y a nuestro Señor: “Al igual que este pan sin levadura y este vino sin fermentar pasan a formar parte de cada célula de mi cuerpo, del mismo modo propongo en mi corazón beber y comer las palabras de mi Salvador, para que puedan impregnar cada pensamiento y cada palabra y puedan motivar todos mis actos.”

4. ¿Qué otro servicio preparatorio nos dejó nuestro Señor? Juan 13:4-11 ____ ______________________________________________________________________
El lavamiento de los pies de los discípulos fue sólo un lavamiento ceremonial. Jesús le dijo a Pedro, “Si no te lavare, no tendrás parte conmigo” (vers.8), añadiendo que lavando sus pies, “está todo limpio” (vers. 10). Nada de esto tendría significado a menos que fuese simbólico.

5. ¿Qué mandato dio Jesús seguidamente a esa ceremonia? Vers. 12-17 ______________________________________________________________________
Se puede ver en las palabras de Cristo que este servicio es un mandato evangélico tanto como lo es la Santa Cena, que también fue ordenada por Jesús en el mismo momento. Jesús no lavó los pies de los discípulos solamente para hacer una escenificación. Él quería que aprendiesen el espíritu del cielo y que supiesen que ningún servicio que se tenga que hacer está por debajo de la dignidad de Sus seguidores. En este hecho, Jesús elevó cada servicio necesario por bajo que sea, al plano de un ministerio divino.

Cuando alcancemos el cielo, encontraremos al Salvador manifestando el mismo espíritu de servicio que caracterizó su vida en la tierra. Él se “ceñirá… y vendrá a servirles” (Lucas 12:37).

6. ¿Hacia qué apuntan los servicios de Santa Cena? Mateo 26:29 _______________
Cada servicio de Santa Cena es un pequeño adelanto de lo que será la cena de bodas del Cordero. ¡Cuánto gozo tendrá Cristo de poder beber una vez más del fruto de la viña con aquellos que ha redimido!
Una historia interesante

El general sirio estaba enfermo, pero pocos lo sabían. La pequeña sirvienta hebrea se dio cuenta de que la esposa del general estaba llorando y preguntó si podía ayudar.
“No, nadie puede ayudar, eso es lo que hay. Tiene la lepra,” dijo la esposa.
“Hay un profeta en mi país que podría sanarle si va a verle”.
“¿Puede sanar a un leproso?”, dijo la señora de Naamán repentinamente interesada.
“Estoy segura de que puede. Incluso resucitó a un niño no hace mucho”, aseguró la esclava.
Naamán quería intentarlo todo. Así que, cargado con regalos y una carta de presentación del rey de Siria, él y su séquito se fueron hacia Israel. Cuando llegaron a la casa de Eliseo, el profeta no se acercó a la puerta, sino que mandó a su siervo afuera con instrucciones para Naamán, diciéndole que se lavase siete veces en el río Jordán.
Naamán estaba furioso. “¡Ridículo!”, gritó. “¡Los ríos de Siria son mejores que este riachuelo fangoso!” Finalmente, de algún modo, sus sirvientes le persuadieron para que continuase con las instrucciones dadas, al fin y al cabo, ¿qué iba a perder? Seis veces se sumergió Naamán en el Jordán. La lepra seguía allí. Pero cuando a la séptima vez salió del agua, ¡ni un solo resto de enfermedad se pudo encontrar!
No habían sustancias sanadoras en el agua de aquel río. Al obedecer cuidadosamente la Palabra de Dios tal y como se lo dijo el profeta Elías, Naamán demostró su fe en el Dios de Israel. Fue Dios quien le limpió y le sanó.
Por el bautismo nuestros pecados son lavados, pero el agua misma no es la que nos limpia. Es la fe en la sangre de Jesús la que trae la salud espiritual y quita la lepra del pecado.
¿Quisiera usted confesar su fe en Jesús por medio del bautismo por inmersión? _________

-------------
Estudio anterior: 11.1 La Cena del Señor.
Siguiente estudio: 11.2 El imperativo misionero.
Volver al índice.
------------
Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

------------
DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ

11.1 LA CENA DEL SEÑOR

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ
 
INTRODUCCIÓN.

La Cena del Señor no es solamente una ceremonia simbólica. En ella se da un encuentro con Jesús, bajo las condiciones en que ese encuentro es posible desde su ascensión hasta su segunda venida, es decir, por su Santo Espíritu.

Esa comunión es una necesidad permanente de la vida cristiana. Es la razón de por qué el bautismo, ceremonia del nuevo nacimiento, se celebra una sola vez, mientras la Santa Cena, ceremonia de la santificación, se celebra según el ejemplo de los primeros cristianos (Hch. 2:42), con frecuencia.

1. Institución de la Santa Cena.

1. ¿Por quién fue instituida?
1 Corintios 11:23 – 25.
"Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí."

2. ¿Cuándo? 1 Corintios 11:23.
"Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan."

2. Celebración.

1. ¿Qué sucedió antes de la celebración? Juan 13:1 – 5. "Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase, sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido."

Nota: Algunas iglesias celebran el lavamiento de pies mutuo entre los participantes, demostrando humildad al igual que Jesús lo hizo antes de la cena de Pascua.

2. ¿Qué orden da Jesús acerca del lavamiento de pies? Juan 13:14, 15.
"Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis."

3. ¿Qué sucederá si le obedecemos?
Juan 13:17.
"Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis."

4. ¿Cuál es el primer elemento con que se celebra? Mateo 26:26.
"Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo."

Nota: El pan, tal cual se hizo en ese momento, y simbolizando el quebrantamiento del cuerpo de Jesús al ser crucificado, debe ser partido. No se cumple así en algunas celebraciones donde se reparten obleas que no spon partidas.

5. ¿Cuál es el segundo? Mateo 26:27, 28.
"Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados."

Nota: El vino que estaba usándose en el momento de la cena del Señor, era sin fermentar. En los siguientes textos veremos por qué.

6. En la celebración de la Pascua simbólica ¿era usado algún fermento?

Éxodo 12:19.
"Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel."

Nota: La palabra original y traducida como leudado es "fermentado". El fermento o levadura es símbolo de pecado, y estaba prohibido tomar cualquier tipo de alimento fermentado o leudado durante la semana previa y el día de Pascua.

7. ¿Cómo llama el apóstol Pablo a Cristo? 1 Corintios 5: 6 – 8.
"No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad."

Nota: Pablo, además de mencionar nuevamente el significado simbólico de lo fermentado, llama a Jesús "nuestra Pascua", es decir, el Cordero enviado por Dios para celebrar la Pascua o sacrificio en sustitución del hombre.

8. ¿Cómo es llamado el vino usado en la Cena del Señor? Mateo 26:29.
"Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre."

Nota: Jesús comentó que beberá en su regreso "vino nuevo", forma que se utilizaba para hablar del mosto, o vino sin fermentar.

3. Significado Espiritual.

1. ¿Qué simboliza el lavamiento de pies?
Juan 13:8-10.
"Pedro le dijo: No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo. Le dijo Simón Pedro: Señor, no sólo mis pies, sino también las manos y la cabeza. Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos."

Nota: Pedro, al igual que el resto de discípulos, habían sido bautizados por Juan el Bautista. En cualquier caso, el lavamiento de pies es un recordativo del bautismo, una puesta a cero de nuestros pecados, pequeños nuevos comienzos y una renovación del pacto bautismal con Dios.

2. ¿Qué persona es recordada en la Santa Cena?
Lucas 22:19
"Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí."

1 Corintios 11:25.
"Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí."

Nota: Recordar el pacto hecho con Dios, implica aceptar, o recordar que se aceptó, el sacrificio sustitutivo de Jesús por cada uno de nosotros.

3. ¿Qué se anuncia y proclama?
1 Corintios 11:26.
"Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga."

4. ¿Cómo es simbolizado el pacto de la salvación por gracia por medio de la fe?
Mateo 26:28.
"Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados."

5. ¿Cómo nos coloca la Santa Cena en comunión con Cristo? 1 Corintios 10:16.
"La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?"

Nota: Participando de los emblemas, renovamos los votos bautismales y, por lo tanto, nuestra comunión con el Salvador.

6. ¿Cómo constituye la Santa Cena un vínculo de amor fraternal entre los creyentes?
1 Corintios 10:17
"Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan."

Nota: El rito del lavamiento de pies mutuo, demuestra que nadie es más importante que otro, y el hecho de participar del mismo pan partido, demuestra también la igualdad ante la comunión con un mismo Señor y Salvador.

7. ¿A qué glorioso día son transportados nuestros pensamientos cuando celebramos la Santa Cena?
1 Corintios 11:26.
"Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga."

Nota: La Santa Cena, Cena del Señor o Comunión, no sólo rememora el sacrificion de Cristo en la cruz, también nos recuerda la promesa del regreso de Jesús, en la que volveremos a participar con Él de esta cena.

8. ¿Cuándo celebraremos la santa cena con Jesús?
Mateo 26:29
"Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre."

9. ¿Qué otra cena se anticipa? Apocalipsis 19:9. "Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios."

Nota: Por eso puede también llamarse “Eucaristía”, es decir, “acción de gracias” a Dios por salvarnos y hacernos partícipes de aquella gran cena que aún está por venir.

10. ¿Con qué disposiciones espirituales debemos acercarnos a la Cena del Señor?
1 Corintios 11:27 – 29.
"De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí."

Nota: Muchos no quieren participar por esta advertencia. Lo que realmente resalta este texto, es la importancia y seriedad de entender el significado del rito y los símbolos. Cualquiera que realmente haya comprendido la importancia de la ceremonia y el significado de la misma y sus símbolos, es bienvenido a participar.

-------------
Estudio anterior: 10.7 Obediencia.
- Profundizando más: 11.1 Santa Cena.
Siguiente estudio: 11.2 El imperativo misionero.
Volver al índice.
------------
Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.
------------
DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ

10.7 OBEDIENCIA

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ

INTRODUCCIÓN

Si el pecado es desobediencia a la voluntad de Dios, la persona que es perdonada y empieza una nueva vida, no debe pecar más (Jn. 5:14; 8:11), sino obedecer a la voluntad de Dios.

1. Necesidad de obediencia a la voluntad de Dios

1. ¿Qué es mejor que los sacrificios?

1 Samuel 15:22.
"Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros".

Nota: Evidentemente, este texto nos indica que lo que Dios más valora, más que los sacrificios, las ofrendas y demás, es la disposición de nuestro corazón, de nuestra actitud en la vida, nuestro diario vivir en armonía con los consejos y principios que el Creador nos dio en su Palabra.

Por otro lado, este texto tampoco excusa de nuestro deber ceremonial y religioso, notemos que dice "mejor es", lo que también indica que es bueno ofrecer sacrificios y ofrendas, aunque no lo principal para la salvación. Más bien son fruto de un corazón agradecido a Dios.

2. ¿Quiénes son los verdaderos miembros de la familia de Jesús? Marcos 3:35 "Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre".

Nota: Este texto lo indica todo. No hay prioridad, preferencias ni castas que tengan privilegios ante Dios. El privilegiado es aquél que hace la voluntad de nuestro Dios, en muchos sentidos, empezando por disfrutar de una conciencia tranquila y paz con los que le rodean, además de formar parte de la familia divina.

3. ¿Qué debemos procurar conocer?
Efesios 5:17
"Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor."

Nota: Muchos emprenden largos viajes, aventuras y periplos buscando el sentido de la vida o "la Verdad". No hace falta ir tan lejos. Cerca todos tenemos una Biblia, donde "La Verdad, El Camino y La Vida" nos dejó sus palabras escritas.

2. ¿Cómo conocer la voluntad de Dios?

1. ¿A través de qué podemos conocer Su voluntad?
Romanos 10:17 "Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios."

Nota: Entendiendo por fe "confianza", es lógico ver que sólo se confía en alguien que conocemos. Es difícil confiar en un desconocido.

Por ello, sólo hay una forma de conocer a alguien, de tomar confianza, y es escuchándole, hablándo con esa persona.

Antes de que existiesen los medios de comunicación modernos, las personas se comunicaban por escrito. Era la forma de "oírse" en la distancia. Dios nos ha dado su Palabra escrita, la Biblia, por medio de la cual, le conocemos.

Cuanto más leemos la Biblia, más le conocemos. Cuanto más conocemos a Dios, más confianza tendremos en él. Más fe en Dios.

2. ¿Qué otro medio hay? Salmo 119:11 "En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti".

Nota: El corazón, o la conciencia en otros lugares, es el medio por el que Dios también nos habla en el diario vivir.

Romanos 16:26 "Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe".

3. ¿Qué más hay que contiene su maravillosa voluntad?
Salmo 119:18.
"Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley."

Nota: La ley de Dios, más que una lista de prohibiciones, como muchos la ven, en realidad se trata de una serie de promesas donde se expresan la maravillosa voluntad de Dios. Los mandamientos nos indican que si hacemos de Dios lo primero en nuestra vida, a partir de ese momento "no matarás" (notemos que no se usa el imperativo "no mates"). Es decir, a partir de ese momento no tendremos el impulso, o la necesidad de hacer eso que indica el mandamiento (matar, adulterar, codiciar... etc.), sin embargo, sí haremos con agrado lo que se nos indica de forma positiva, como honrar al padre y la madre, guardar el sábado, etc. La ley de Dios son diez maravillosas promesas.

4. ¿Quién nos enseña acerca de ella?
Juan 14:26
"Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho".

3. Ejemplo de Jesús

1. ¿Qué no buscaba Jesús?
Juan 6:38 "Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió".

Juan 5:30 "No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre."

Nota: Jesús nos dejó ejemplo de cómo actuar como humanos. Buscar primeramente la voluntad de Dios.

2. ¿Qué le gustaba hacer? Salmo 40:8 "El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón"

Hebreos 10:9 "y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad."

3. ¿Cuál era su comida? Juan 4:34 "Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra".

4. ¿Qué papel desempeñó la obediencia de Jesús en el plan de la salvación?
Romanos 5:19
"Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos".

Nota: Recordemos que la muerte de Jesús en la cruz nos perdona del pecado. Pero también debemos recordar que su Vida de obediencia nos es acreditada, sustituyendo nuestro pasado ante Dios, desde el momento en que aceptamos a su Hijo como nuestro Salvador personal.

5. ¿Hasta qué punto fue Jesús obediente? Filipenses 2:8 "y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz".

Apocalipsis 2:10 "No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida".

Nota: Dios no nos pondrá en ninguna situación que no sea prevista o que no podamos soportar (1 Corintios 10:13), pero si llegase la ocasión en que la obediencia pudiese llegar a costarnos la vida (esta vida terrenal) Dios nos promete la vida Eterna.

4. La obediencia como experiencia del creyente

1. ¿Qué sucedió a los judíos cuando se convirtieron?
Hechos 6:7 "Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe."

Nota: Observemos que la aceptación de Jesús iba acompañado de la obediencia.

2. ¿Qué le sucedió a los gentiles cuando se convirtieron?  
Romanos 15:18 "Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras."

3. ¿Cómo debe comportarse el creyente?
1 Pedro 1:13, 14
"Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia."

4. ¿Podrá existir verdadera fe sin obras de obediencia?
Santiago 2:17
"Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma."

Nota: No debemos confundir el legalismo con las obras de la fe. El legalismo pretende alcanzar la salvación a través de hacer cosas buenas, sería tomar la obediencia como medio para alcanzar un fin (supuestamente la salvación). Pero la verdadera fe, la verdadera confianza en Dios lleva como fruto hacer lo que nos pide, no para ganar un favor o un mérito, sino porque entendemos que Dios quiere lo mejor para nosotros, y hacemos con agrado lo que nos pide. La verdadera obediencia es consecuencia del amor.

5. ¿Qué nos enseñó Jesús a pedir? Mateo 6:10 "Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra."

6. ¿Cómo debemos hacer la voluntad de Dios?
Efesios 6:6
"No sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios."

7. ¿Cuál será el resultado de la obediencia en nuestras vidas?
1 Pedro 1:22.
"Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro."

Nota: La obediencia refina nuestro carácter. Cuando uno, por amor, hace lo que un ser amado le pide, no siempre apetece, pero obedece por cariño, se sacrifica con agrado. Esto conlleva a un refinamiento de las facultades físicas y mentales del ser humano, especialmente si se trata de obediencia a la voluntad divina, que siempre busca nuestro bien.

5. Recompensa del obediente

1. ¿Cuál será el destino de los desobedientes?

2 Tesalonicenses 1:7, 8
"Y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo."

Nota: Dios no quiere la desgracia de nadie. Peor castigo sería condenar a vivir eternamente a alguien en compañía de personas que le desagradan, en compañía de seres con los que no está en armonía. Si estamos en desarmonía con el Creador, la Fuente de Vida, mejor es ser privado de ella que obligados a convivir en sufrimiento.

2. ¿Quiénes entrarán en el reino de los cielos? Mateo 7:21 "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos."

3. ¿Para quién es Jesús autor de eterna salvación?
Hebreos 5:9
"Y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen."

Nota: Jesús brindó y brinda la salvación a toda la humanidad, pero ésta no servirá de nada para aquellos que la rechacen. La obediencia es la evidencia de la aceptación de Jesús como Salvador personal. Evidentemente, aquellos que le desobedezcan, muestran con sus actos que no le han aceptado, por lo que la eterna salvación será efectiva sólo sobre aquellos que le obedecen.

4. ¿Quiénes obtendrán la promesa?
Hebreos 10:36 "Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa."

Nota: Dios ha prometido la salvación, entre otras muchas cosas. Los que realmente han aceptado hacer su voluntad, son los que evidencian la obediencia, y por lo tanto, los que finalmente disfrutarán de las promesas divinas.

5. ¿Quiénes permanecerán para siempre? 1 Juan 2:17 "Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre."

6. ¿Qué es necesario hacer? Hechos 5:29 "Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres."

Resumen: La obediencia es necesaria, no como algo buscado, sino porque es requerimiento y fruto natural de una relación de amor con y por Dios. El que obedece, sólo puede salir beneficiado, transformado y dando evidencia de que realmente ha aceptado a Jesús y la voluntad de Dios.

-------------
Estudio anterior: 10.6 Consagración.
Siguiente estudio: 11.1 Santa Cena.
Volver al índice.
------------
Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.
------------
DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ