8. ¿De verdad regresará Jesús?

¡No es un cuento de hadas-un día desaparecerán el dolor, el hambre, la soledad, el crimen, y el caos que afectan al mundo hoy! ¿No suena como algo maravilloso? Pero no es mediante la labor de un carismático dirigente que esto sucederá. No, ¡es algo muchísimo más importante! Es el acontecimiento más grandioso e importante de todos los tiempos: ¡el regreso de Cristo Jesús a esta tierra! Nadie podrá escapar al mismo. No se gana nada con cerrar los ojos.¿Por qué no se toma unos pocos minutos y examina la información que la Biblia presenta acerca de la segunda venida de Jesús?

1. ¿Regresará Jesús a esta tierra por segunda vez? ¿Cómo podemos estar seguros?

"Cristo... aparecerá por segunda vez" (Hebreos 9:28). "Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez" (Juan 14:3).
Respuesta:   ¡Sí! En Mateo 26:64, Jesús testificó bajo juramento que él regresaría a la tierra. Esta es la mejor prueba ya que las Escrituras siempre se cumplen (Juan 10:35). Acepte esta promesa tal y como está escrita. Está garantizada personalmente por Jesucristo.

2. ¿De qué manera volverá Jesús a la tierra por segunda vez?

"Y... viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo" (Hechos 1:9-11).
Respuesta:   Las Escrituras prometen que Jesús regresará a la tierra de la misma manera en que se fue cuando ascendió: de una manera visible, literal, corporal, personal. Mateo 24:30 dice: "Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria". El vendrá literalmente en las nubes, como un ser personal, con un cuerpo de carne y hueso, y su venida será visible (véase Lucas 24:36-43, 50-51). La Biblia es muy específica al respecto.

3. ¿Será visible la segunda venida de Cristo para todos, o solamente para un grupo selecto?

"He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá" (Apocalipsis 1:7). "Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre" (Mateo 24:27).
Respuesta:   Todo hombre, mujer y niño que estén vivos cuando Jesús regrese, lo verán en ocasión de su segunda venida. El pavoroso triple resplandor de su venida (Lucas 9:26) abarcará de un horizonte a otro y la atmósfera se cubrirá de una gloriosa luz, brillante como la del relámpago. Nadie podrá esconderse. Cada alma viviente se verá obligada a hacer frente a Cristo. Jesús no dejó ningún espacio para dudas o para malentendidos.

Nota: La teoría del rapto secreto, tan generalmente aceptada y enseñada hoy en día, no está en la Biblia. Es una invención de los hombres. Tampoco la segunda venida es algo espiritual que se realiza en el corazón en el momento de la conversión. No ocurre a la muerte del hombre, ni es algo imaginario—como un símbolo de idílicas condiciones mundiales. La segunda venida de Cristo ha de ser una aparición literal, mundial, visible, personal, en las nubes para poner fin a este mundo y recompensar o castigar a todos los hombres y mujeres.

4. ¿Quiénes vendrán con Jesús en su segunda venida y por qué?

"Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria" (Mateo 25:31). 
Respuesta:   Todos los santos ángeles del cielo vendrán con Cristo en su segunda venida. A medida que la nube se acerca a la tierra, Jesús mandará a sus ángeles, y ellos recogerán rápidamente a todos los justos en preparación para el viaje de regreso al cielo (Mateo 24:31).

5. ¿Cuál es el propósito de la segunda venida de Jesús a esta tierra?

"He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra" (Apocalipsis 22:12). "Vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14:3). "Y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas” (Hechos 3:20-21).
Respuesta:   Jesús regresa a esta tierra para recompensar a su pueblo según lo prometió, y para llevar a sus hijos al hermoso hogar que él ha ido a preparar para ellos. El les restituirá a sus hijos todos los gozos y placeres que Adán y Eva perdieron por el pecado. Su segunda venida pondrá fin a la presente era de maldad.

6. ¿Qué les pasará a los justos cuando Jesús venga por segunda vez?

"Porque el Señor mismo... descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor" (1 Tesalonicenses 4:16-17). "Todos seremos transformados... y los muertos serán resucitados incorruptibles. Porque es necesario... que esto mortal se vista de inmortalidad” (1 Corintios 15:51-53). "Esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo: el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya" (Filipenses 3:20-21).
Respuesta:   Los muertos justos serán resucitados. Recibirán cuerpos inmortales como el de Cristo, y serán arrebatados en las nubes para recibir al Señor. Entonces los justos vivos también recibirán cuerpos semejantes al de Cristo, y serán arrebatados para recibir al Señor en el aire. Y Jesús llevará a los justos consigo al cielo. Nótese que Jesús no toca la tierra en su segunda venida. Los santos lo reciben "en el aire". Por eso los hijos de Dios no prestarán atención a cualquier rumor o informe de que Cristo está en Nueva York, en la ciudad de México, o en otro lugar. Aparecerán falsos Cristos y harán milagros sobre la tierra (Mateo 24:23-27), pero en ocasión de su segunda venida, Jesús permanecerá en todo momento en las nubes sobre la tierra.

7. ¿Qué pasará con los impíos cuandoJesús venga por segunda vez?

"Con el espíritu de sus labios matará al impío” (Isaías 11:4). "Y yacerán los muertos de Jehová en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el otro" (Jeremías 25:33).
Respuesta:   Los malos serán destruidos por la presencia de Jesús.

8. ¿Cómo afectará al planeta tierra la segunda venida de Cristo?

"Entonces hubo... un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás“. “Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados" (Apocalipsis 16:18, 20). "Miré, y he aquí el campo fértil era un desierto, y todas sus ciudades eran asoladas delante de Jehová" (Jeremías 4:26). "Jehová vacía la tierra y la desnuda... La tierra será enteramente vaciada" (lsaías 24:1, 3).
Respuesta:   ¡La tierra será sacudida por un gran terremoto a la venida del Señor! Este terremoto será de una naturaleza tan devastadora que dejará el mundo en completa destrucción.

9. ¿Ofrece la Biblia alguna información específica en cuanto a la cercanía de la segunda venida de Cristo?

Respuesta:   ¡Ciertamente! Jesús mismo dijo: “Vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas” (Mateo 24:33). El Señor ha puesto señales a lo largo de todo el camino, desde su ascensión hasta su segunda venida. Están enumeradas a continuación.

A. La destrucción de Jerusalén
Profecía: "No quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada". "Entonces los que estén en Judea huyan a los montes" (Mateo 24:2, 16).

Cumplimiento:
Jerusalén fue destruida en el año 70 d. C. por el general romano Tito.

B. Una gran persecución o tribulación
Profecía: "Habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora" (Mateo 24:21).

Cumplimiento:
Este gran período de tribulación ocurrió durante la Edad Media y fue instigado por la iglesia apóstata. Duró más de mil años.Se calcula que más de cincuenta millones de cristianos murieron a causa de su fe durante este período de terrible tribulación.

C. El sol se oscureció
Profecía: "Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá" (Mateo 24:29).

Cumplimiento:
Esto se cumplió cuano hubo un día de oscuridad sobrenatural, suceso que ocurrió el 19 de mayo de 1780. No fue un eclipse. Timothy Dwight escribió: "El 19 de mayo de 1780 fue un día oscuro fuera de lo común. Se prendieron velas en muchas casas los pájaros guardaron silencio... las gallinas se fueron a sus perchas. ... Prevalecía la opinión general de que el día del juicio había llegado" (citado en Connecticut Historical Collections, p. 403).

D. La luna se convirtió en sangre
Profecía: "El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová” (Joel 2:31).

Cumplimiento: La luna se volvió roja como sangre en la noche del "día oscuro", el 19 de mayo de 1780. Milo Bostick en Stone's History of Massachusetts dice: "La luna, que era luna llena, tenía la apariencia de sangre".

E. Las estrellas cayeron del cielo
Profecía: "Y las estrellas caerán del cielo" (Mateo 24:29).

Cumplimiento:
La gran lluvia de estrellas fugaces ocurrió la noche del 13 de noviembre de 1833. El ambiente estaba tan iluminado que podía leerse un periódico en la calle. Un escritor dice: "Por cerca de cuatro horas el cielo parecía estar en llamas".* Los hombres pensaban que había llegado el fin del mundo. Fue un suceso fascinante, y una señal de la venida de Cristo.

*Peter A. Millman, "The Falling of the Stars" [La caída de las estrellas], The Telescope, 7 (May-June, 1940) 57.

F. Jesús vendrá en las nubes del cielo
Profecía: "Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y entonces se lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria" (Mateo 24:30).

Cumplimiento: Este es el próximo gran acontecimiento. ¿Está usted listo?

10. ¿Cómo podemos descubrir que hemos llegado precisamente a los días finales de la historia de esta tierra? ¿Describe la Biblia claramente al mundo y a su población en la última generación?

Respuesta:   Sí, ciertamente. Observe las siguientes señales específicas de los últimos días. Usted se sorprenderá. Y éstas son sólo unas pocas de entre muchas señas positivas que muestran que nos hallamos en los días finales de la historia de esta tierra.

A. Conflictos entre el capital y los obreros
"He aquí clama eI jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros, y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos". "Tened también vosotros paciencia... porque la venida del Señor se acerca" (Santiago 5:4, 8).

Se predicen problemas entre el capital y el trabajo para los días finales. Para ver el cumplimiento, lea su periódico.

B. Guerras y conmociones
"Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis porque es necesario que estas cosas acontezcan primero" (Lucas 21:9).

Las guerras y los estragos de contiendas civiles afectan a muchos miles de personas alrededor del mundo. Sólo la pronta venida de Jesús pondrá fin al dolor y la destrucción de las guerras.

C. Intranquilidad, temor y trastorno
"Habrá... en la tierra angustia de las gentes, confundidas,... desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán” (Lucas 21:25-26).

Esto, aunque parezca extraño, se parece a un editorial de un diario moderno, un cuadro perfecto del mundo de nuestros días, y existe una razón. Estamos viviendo en los días finales de la historia del mundo. La atmósfera tensa que existe en el mundo hoy no debe sorprendernos. Cristo la predijo. Esto debe convencernos de que su venida está muy cerca.

D. El aumento de la sabiduría humana
"Daniel... sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá y la ciencia se aumentará" (Daniel 12:4).

La llegada de la Era de la Información es un cumplimiento obvio de esta señal. Aun la mente más escéptica debe admitir que esta señal se ha cumplido. Se dice que el 80 por ciento de la suma total de la sabiduría humana se ha producido en la última década, y que el 90 por ciento de los hombres de ciencia que hayan existido alguna vez viven hoy.

E. Burladores y escépticos se apartarán de la verdad bíblica
"En los postreros días vendrán burladores" (2 Pedro 3:3). "No sufrirán la sana doctrina... y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas" (2 Timoteo 4:3-4).

No es difícil encontrar burladores hoy que cumplen esta profecía. Incluso dirigentes religiosos niegan las claras enseñanzas de la Biblia como la creación, el diluvio, la divinidad de Cristo, la segunda venida de Cristo y muchas otras verdades vitales. La psiquiatría y las tradiciones de falsos intelectuales han reemplazado la Biblia en muchos círculos religiosos. Educadores seculares enseñan a los jóvenes a burlarse de estas grandes verdades halladas en la Biblia y a sustituir los hechos claros y sencillos de la Palabra de Dios por la evolución y otras falsas enseñanzas. Una encuesta reciente reveló que apenas el 2 por ciento de los seminaristas en Norteamérica creen en la segunda venida literal de Cristo.

F. Degeneración moral e indiferencia espiritual
"En los postreros días... habrá hombres amadores de sí mismos... sin afecto natural... intemperantes... aborrecedores de lo bueno... que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella" (2 Timoteo 3:1-5).

Los Estados Unidos están haciendo frente a una crisis tremenda. El suicidio está llegando a ser una solución popular de los problemas humanos. La proporción de divorcios está aumentando en forma impresionante, de manera que casi uno de cada dos casamientos termina en divorcio. La presente generación inmoral, con su obsesión por el sexo y la inmundicia, con una asistencia formal a la iglesia que aumenta pero con una decreciente espiritualidad, son claros y positivos cumplimientos de 2 Timoteo 3:1-5. Unicamente la venida del Señor detendrá esta obra del mal.

G. Delirio por los placeres
"En los postreros días... habrá hombres... amadores de los deleites más que de Dios" (2 Timoteo 3:1-4).

El mundo está enloquecido yendo en pos de los placeres. Solamente un pequeño porcentaje de los habitantes de nuestras grandes ciudades asiste a la iglesia regularmente, sin embargo miles atestan los lugares de diversiones. En los Estados Unidos se gastan miles de millones cada año en placeres y apenas una insignificancia se destina a las cosas de Dios.

H. Creciente ilegalidad, crímenes y violencia
"Por haberse multiplicado la maldad" (Mateo 24:12). "Los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor" (2 Timoteo 3:13). "La tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de violencia" (Ezequiel 7:23).

Es demasiado evidente que esta señal se ha cumplido. El crimen y la ilegalidad están aumentando de una manera impresionante. La mayoría de las personas en las grandes ciudades no abren sus puertas en horas de la noche.

I. Terremotos destructivos, tormentas y hambre
"Y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias" (Lucas 21:11).

Los terremotos, los tornados, las inundaciones, etc., están aumentando en una proporción sin precedentes. La tercera parte de la población de la tierra pasa hambre en estos momentos y miles mueren diariamente de inanición. Todo esto es una prueba adicional de que vivimos en las últimas horas de la historia de la tierra..

J. Un mensaje especial para el mundo en estos últimos días
"Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:14).

El grande y solemne mensaje final de la segunda venida de Cristo se está presentando ahora en más de 900 idiomas y dialectos. Cerca del 95 por ciento de la población mundial tiene acceso a este mensaje. Antes de la segunda venida de Jesús, cada persona en el mundo será advertida de su pronto regreso. Sólo se perderán aquellos que rechacen el mensaje de advertencia.

K. Una propensión al espiritismo
"En los postreros tiempos algunas apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" (1 Timoteo 4:1). "Son espíritus de demonios" (Apocalipsis 16:14).

Muchas personas en la actualidad, incluyendo a líderes políticos de las naciones, buscan el consejo de psíquicos, canalizadores, astrólogos y espiritistas. El espiritismo ha invadido también las iglesias con la falsa enseñanza de la inmortalidad del alma. La Biblia nos dice que los muertos, muertos están. (Ver la Guía de Estudio 10 para ahondar sobre este tema.)

11. ¿Cuán cercana está la segunda venida del Señor?

"De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca" (Mateo 24:32-34).
Respuesta:   La Biblia es muy específica y clara sobre este punto. Prácticamente todas las señales se han cumplido. No podemos conocer exactamente el día y la hora del regreso de Cristo (Mateo 24:36), pero lo que sí sabemos es que somos la generación que verá el regreso de Jesús. Dios ha prometido terminar el estado actual de cosas muy pronto y abreviar su obra (Romanos 9:28). Cristo regresará a esta tierra a buscar a su pueblo muy pronto. ¿Está usted listo?

12. Satanás está propagando muchas falsedades respecto a la segunda venida de Cristo. Mediante falsos milagros engañará a millones. ¿Cómo puedo estar seguro que no seré engañado?

"Se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos" (Mateo 24:24). "¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido" (lsaías 8:20). "Son espíritus de demonios, que hacen señales" (Apocalipsis 16:14).
Respuesta:   Satanás ha inventado muchas falsas enseñanzas acerca de la segunda venida y está engañando a millones para que crean que Cristo ya ha venido o que vendrá de alguna manera que no es la predicha por la Biblia. Cristo nos advirtió acerca de la estrategia de Satanás diciendo: "Mirad que nadie os engañe" (Mateo 24:4). Así el Señor expone los planes y las falsedades de Satanás. Entonces termina diciendo: "Ya os lo he dicho antes" (Mateo 24:25). Cristo no aparecerá en el desierto, ni vendrá a las cámaras de sesiones espiritistas (versículo 26). No tenemos razón para ser engañados si aprendemos lo que el libro de Dios dice acerca de la segunda venida de Cristo. La piedra de toque es ésta: ¿Qué enseña la Biblia al respecto? Las personas que conocen lo que dice la Biblia con respecto a la segunda venida no serán engañadas por Satanás.

13. ¿Cómo podré yo estar listo cuando Jesús regrese?

"Al que a mí viene, no le echo fuera" (Juan 6:37). "A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios" (Juan 1:12). "Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré" (Hebreos 8:10). "Gracias sean dadas a Dios que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo" (1 Corintios 15:57).
Respuesta:   Jesús dice: "He aquí, yo estoy a la puerta [esta puerta representa la mente o el corazón humano] y llamo si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo" (Apocalipsis 3:20). Por medio del Espíritu Santo y de mi conciencia, Jesús pide que lo deje entrar en mi corazón. Si yo le entrego mi vida sin reservas, él borrará todos los pecados de mi pasado (Romanos 3:25), y me dará el poder de vivir una vida piadosa (Juan 1:12). Como un regalo gratuito, él me otorga su propio carácter justo, de manera que pueda estar en pie, sin miedo, en la presencia de un Dios santo, disfrutando de una vida que ha sido cambiada por Jesús. Entonces hacer su voluntad se torna en un placer. Es tan sencillo que muchos dudan que sea real. Pero lo es. Mi parte consiste sencillamente en entregar mi vida a Cristo y permitirle a él vivir en mí. Su obra consiste en cambiar mi vida y prepararme para su segunda venida. Es un don gratuito. Yo sólo necesito aceptarlo.

14. ¿Acerca de qué gran peligro nos advierte solemnemente Jesús?

"También vosotros estad preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" (Mateo 24:44). "Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez, y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día" (Lucas 21:34). "Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37).
Respuesta:   Existe el gran peligro de dedicarse tanto a los afanes de esta vida o de estar demasiado dominado por los placeres pecaminosos. La cercanía de la venida del Señor pudiera pasar desapercibida como sucedió con el Diluvio en los días de Noé. Podemos ser sorprendidos, y no estar preparados, y pudiera ser que nos perdamos. Esta será la experiencia de millones. ¿Cómo está su vida? Jesús regresará muy pronto, en nuestros propios días. ¿Está usted preparado? Nada tiene mayor importancia que la salvación.
PREGUNTAS PARA MEDITAR

1. ¿No está todavía en el futuro la gran tribulación?


Es verdad que una tribulación terrible cubrirá la tierra poco antes que Jesús regrese para librar a su pueblo. Daniel lo describe como "tiempo de angustia, cual nunca fue" (Daniel 12:1). No obstante, en el contexto la "gran tribulación" descrita en Mateo 24:21, se refiere a la horrible persecución del pueblo de Dios durante la Edad Media. Millones de personas fueron muertas por su fe durante ese tiempo.

2. Ya que el Señor vendrá "como ladrón en la noche", ¿cómo es posible que sepamos algo al respecto?


La respuesta se halla en 1 Tesalonicenses 5:2-4: "Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón". Nótese que el día del Señor vendrá como ladrón para los que no están preparados, pero esto no se aplica para aquellos a quienes se les llama "hermanos".

3. ¿Cuándo establecerá Cristo su reino sobre la tierra?


Lo establecerá después del largo período de mil años de Apocalipsis capítulo 20. Este período de mil años se inicia con la segunda venida del Señor, cuando Cristo lleva a los justos de esta tierra al cielo para vivir y reinar con él mil años (Apocalipsis 20:4). Al final de los mil años, "la santa ciudad, la nueva Jerusalén" (Apocalipsis 21:2), desciende del cielo a la tierra con todos los santos (Zacarías 14:1, 4-5), y los impíos muertos de todas las edades resucitarán (Apocalipsis 20:5). Ellos rodearán a la santa ciudad para capturarla (versículo 9), y entonces descenderá fuego del cielo y los devorará. (Ver la Guía de Estudio 12). Este fuego purifica la tierra y quema todos los rastros del pecado y también a los pecadores (2 Pedro 3:10). Finalmente, el fuego se extingue (Isaías 47:14) dejando únicamente cenizas (Malaquías 4:3). En ese momento Dios crea una nueva tierra (2 Pedro 3:13 Isaías 65:17 Apocalipsis 21:1), y la otorga a los justos. Y Dios "morará con ellos, ... y Dios mismo estará con ellos como su Dios" (Apocalipsis 21:3). Seres perfectos, santos y felices, restaurados a la perfecta imagen de Dios, por fin hallarán su hogar en un mundo sin pecado, inmaculado, como Dios lo planeó originalmente. Unicamente las personas tontas desperdician esta gran oportunidad (Ver la Guía de Estudio 4).

4. ¿Por qué hoy no se predica y se enseña más acerca de la segunda venida de Cristo?


El diablo es el responsable. El sabe perfectamente bien que la segunda venida es la "esperanza bienaventurada" del cristiano (Tito 2:13). Una vez que ha sido entendida, cambia las vidas de hombres y mujeres y los induce a tomar una parte personal activa y diligente en la diseminación de las buenas nuevas, a fin de que la venida de Cristo pueda ser apresurada. Esto enfurece a Satanás, de manera que él influye en aquellos "que tienen apariencia de piedad, pero neiegan la eficacia de ella" (2 Timoteo 3:5), para que se burlen diciendo: "¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación" (2 Pedro 3:3-4). Aquellos que niegan la segunda venida literal de Cristo están cumpliendo esta profecía.

5. ¿Acaso no estaba Cristo hablando del rapto secreto cuando dijo: "El unoserá tomado, y el otro dejado" (Lucas 17:36)?


No. No existe la más leve indicación de que el evento será secreto. Jesús estaba describiendo el diluvio de Noé y la destrucción de Sodoma (véase Lucas 17:26-37). El explicó cómo Dios salvó a Noé y a Lot y destruyó a los malos. El dice específicamente que el fuego y el diluvio "los destruyó a todos" (versículos 27, 29). Sencillamente en cada caso unos pocos fueron salvados y el resto destruidos. Entonces agregó: "Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste" (versículo 30). Para ilustrar, Jesús continuó: "Dos estarán en el campo el uno será tomado, y el otro dejado" (versículo 36). No hay nada secreto acerca de ello. "Todo ojo le verá" (Apocalipsis 1:7). Al momento de su segunda venida, Cristo pública y abiertamente arrebata a los justos hacia las nubes (1 Tesalonicenses 4:16-17) y destruye a los malvados (Isaías 11:4 2 Tesalonicenses 2:8). Por esa razón Lucas 17:37, habla de los cuerpos de los impíos y dice que las águilas (o los buitres) se juntan alrededor de ellos (véase Apocalipsis 19:17-18). Los malos que son dejados en la tierra en ocasión del regreso de Cristo todos permanecerán muertos hasta el fin de los mil años.

----------------------
(Source: Amazing Facts).

7. Que no le engañen

¿Sabe usted que hay un día sumamente importante que casi todo el mundo ha olvidado? ¡Es sorprendente que sólo pocas personas estén al tanto de esto, porque es uno de los días más importantes en la historia de la humanidad! No es tan sólo un día en el pasado, sino que tiene vigencia en el presente y en el futuro. Es más, lo que sucedió en ese olvidado día puede tener un profundo impacto en su vida. ¿Desea conocer algunos asombrosos datos acerca de este día perdido en la historia? Entonces, lea cuidadosamente esta Guía de Estudio.

1. ¿Qué día de la semana observó Cristo?
"Vino [Cristo] a Nazaret, donde se había criado; y entró, conforme a su costumbre, el día del sábado en la sinagoga, y se levantó a leer" (Lucas 4:16). 
Respuesta:   Jesús guardó el Sábado como día santo. 

2. ¿Qué día de la semana es el Sábado?

"El séptimo día será reposo para Jehová tu Dios" (Exodo 20:10). "Y como pasó el sábado... muy de mañana, el primer día de la semana, vienen al sepulcro" (Marcos 16:1-2).
Respuesta:   El día de reposo es el séptimo día de la semana, no el primer día (Domingo), como muchos creen. Nótese que en los pasajes mencionados el Sábado es el día que viene precisamente antes del primer día de la semana.

3. ¿Quién hizo el Sábado y cuándo?

"En el principio crió Dios los cielos y la tierra". "Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo Dios al día séptimo y santificólo porque en él reposó de toda su obra que había Dios criado y hecho" (Génesis 1:1; 2:2-3).
Respuesta:   Dios apartó el Sábado en la creación, cuando hizo el mundo. Descansó el Sábado, y bendijo ese día y lo santificó [lo apartó para un uso santo].

4. ¿Qué dice Dios en los DiezMandamientos (que escribió con su propio dedo), acerca de la observancia del Sábado ?

"Acordarte has del día del reposo para santificarlo: seis días trabajarás, y harás toda tu obra mas el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día del reposo y lo santificó" (Exodo 20:8-11). "Y dióme Jehová las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios" (Deuteronomio 9:10).
Respuesta:   En el cuarto de los Diez Mandamientos, Dios nos ordena observar el séptimo día como descanso santo. Dios sabía que los hombres olvidarían Su Sábado, de manera que él comenzó el mandamiento con la expresión "acordarte has". El no ha ordenado a nadie, en ninguna parte, observar ningún otro día.

5. ¿Pero no ha habido cambios en los Diez Mandamientos?

Jesús dice: "Más fácil cosa es pasar el cielo y la tierra, que frustrarse un tilde de la ley" (Lucas 16:17). Dios dice: "No olvidaré mi pacto, ni mudaré lo que ha salido de mis labios" (Salmos 89:34). Los Diez Mandamientos salieron de sus labios. Exodo 20:1 dice: "Y habló Dios todas estas palabras, diciendo..." [y entonces siguen los Diez Mandamientos en los versículos 2-17].
Respuesta:   ¡Claro que no! Es totalmente imposible que cambie una parte de la Ley de Dios. Todos los Diez Mandamientos están en vigencia hoy.

6. ¿Observaron el Sábado los apóstoles?

"Y Pablo, como acostumbraba, entró a ellos, y por tres sábados disputó con ellos de las Escrituras" (Hechos 17:2). "Ellos [Pablo y Bernabé]... entrando en la sinagoga un día de sábado, sentáronse" (Hechos 3:14). "Y un día de sábado salimos de la puerta junto al río, donde solía ser la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían juntado" (Hechos 16:13). "Y disputaba en la sinagoga todos los sábados y persuadía a judíos y a griegos" (Hechos 18:4).
Respuesta:   Sí, el libro de los Hechos afirma claramente que los apóstoles y la iglesia primitiva guardaban el Sábado.

7. ¿Adoraban también los gentiles en el día Sábado?

Dios lo ordenó:
"Bienaventurado el hombre... que guarda el sábado de profanarlo... "Y el hijo del extranjero, allegado a Jehová... todos los que guardaren el sábado de profanarlo... yo los llevaré al monte de mi santidad, y los recrearé en mi casa de oración... porque mi casa, casa de oración será llamada de "todos los pueblos" (Isaías 56:2-7), [el énfasis es nuestro]

Los gentiles lo guardaron:
"Y saliendo ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el sábado siguiente les hablasen estas palabras" "Y el sábado siguiente se juntó casi toda la ciudad a oír la Palabra de Dios” (Hechos 13:42, 44), [el énfasis es nuestro]. "Y disputaba en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos" (Hechos 18:4).
Respuesta:   Sí. Los apóstoles, en la iglesia del Nuevo Testamento, obedecían los mandamientos de Dios y se reunían con los gentiles convertidos a adorar a Dios en Sábado. Nunca jamás se refieren al Domingo como día santo.

8. Pero, ¿no fue la observancia del Sábado, transferida al Domingo en ocasión de la muerte o resurrección de Cristo?

Respuesta:   No. No existe ni siquiera el más remoto rastro de que el Sábado fuera cambiado en ocasión de la muerte o de la resurrección de Cristo. La Biblia enseña precisamente lo opuesto. Revise cuidadosamente las siguientes evidencias:

A. Dios bendijo el Sábado.
"Jehová bendijo el día del reposo" (Exodo 20:11). "Y bendijo al día séptimo, y lo santificó" (Génesis 2:3).

B. Cristo esperaba que su pueblo continuara guardando el Sábado para el año 70 d.C., cuando Jerusalén fue destruida.
Sabiendo que Jerusalén sería destruida en el año 70 d.C., Jesús amonestó a sus seguidores de ese tiempo, diciendo: "Orad, pues, que vuestra huida [de Jerusalén] no sea en invierno ni en sábado." (Mateo 24:20). Jesús expresó claramente que él esperaba que el Sábado fuera guardado aun cuarenta años después de su resurrección. De hecho, ninguna insinuación de un cambio se hace en ningún lugar de las Escrituras.

C. Las mujeres que vinieron a ungir el cuerpo de Cristo a su muerte guardaron el Sábado. Jesús murió "la víspera del sábado" (Marcos 15:37, 42), este es el día que hoy se denomina "Viernes Santo".
Las mujeres prepararon especias y ungüentos para ungir su cuerpo entonces "reposaron el sábado, conforme al mandamiento" (Lucas 23:56). Sólo cuando "pasó el sábado" (Marcos 16:1), vinieron las mujeres, ya en "el primer día de la semana" (Marcos 16:2), para continuar su triste tarea. Ellas se enteraron que "Jesús había resucitado temprano en la mañana del primer día de la semana" (vers. 9).Este día es comúnmente llamado Domingo de Resurrección. Note el día que antecede al Domingo de Resurrección es el día que hoy llamamos Sábado de Gloria o Sábado Santo.

D. San Lucas, el seguidor de Cristo, escribió dos de los libros de la Biblia, el Evangelio que lleva su nombre y Hechos de los Apóstoles.
El dice en Hechos 1:1-3, que en el libro de Lucas, él escribió acerca de "todas las cosas" que Jesús enseñó. Pero él nunca escribió nada acerca de la observancia del domingo o de algún cambio respecto al Sábado.

9. Algunos dicen que el Sábado será observado en el cielo. ¿Es cierto esto?

"Como los cielos nuevos y la nueva tierra, que yo hago, permanecen delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra simiente y vuestro nombre. Y será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dijo Jehová" (Isaías 66:22-23).
Respuesta:   Sí, la Biblia dice que en la nueva tierra los redimidos de todas las edades guardarán el Sábado.

10. ¿Pero no es el Domingo el día del Señor?

"Si retrajeres del sábado tu pie [si lo dejares de pisotear], de hacer tu voluntad en mi día santo..." (Isaías 58:13). "Porque Señor es del sábado el Hijo del hombre" (Mateo 12:8).
Respuesta:   La Biblia habla del "día del Señor" en Apocalipsis 1:10. De manera que el Señor tiene un día especial. Pero ningún versículo de las Escrituras dice que el domingo es el día del Señor. En realidad la Biblia llama al Sábado el día del Señor. El único día que bendijo el Señor, el único día reclamado por él como su día, es el sábado, el séptimo día.

11. ¿No debería yo guardar el Domingo en honor a la resurrección?

"No sabéis que todos los que somos bautizados en Cristo Jesús, somos bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo: para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre así también nosotros andemos en novedad de vida. Porque si fuimos plantados juntamente en él a la semejanza de su muerte, así también lo seremos a la de su resurrección... a fin de que no sirvamos más al pecado" (Romanos 6:3-6).
Respuesta:   ¡No! Así como Usted no está obligado a guardar el viernes en honor a la crucifixión, tampoco tiene la obligación de guardar el domingo en honor a la resurrección. Cristo estableció el precepto del bautismo en honor a su muerte, su sepultura y su resurrección. La Biblia en ninguna parte sugiere santificar el domingo en honor a la resurrección. Honramos a Cristo obedeciéndole (Juan 14:15) y no sustituyendo sus mandatos por requisitos establecidos por los hombres.

12. Si la santificación del Domingo no está en la Biblia, ¿de dónde viene?

"Pensará en mudar los tiempos y la ley" (Daniel 7:25). "Habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición". "En vano me honran, enseñando doctrinas y mandamientos de hombres" (Mateo 15:6, 9). "Diciendo: Así ha dicho el Señor Jehová; y Jehová no había hablado" (Ezequiel 22:28).
Respuesta:   En tiempos pasados hubo hombres extraviados que se arrogaron el derecho de modificar la santa ley, y anunciaron que el día sagrado de Dios había sido cambiado del Sábado al Domingo. Dios predijo que eso ocurriría, y ocurrió. Este error fue pasado a nuestra incauta generación como una verdad del Evangelio. La santificación del Domingo es una tradición de hombres no inspirados, y quebranta la ley de Dios, que ordena la observancia del Sábado. Sólo Dios puede convertir un día determinado en santo. Dios bendijo el sábado, y cuando él bendice, ningún hombre puede revocar esa bendición (Números 23:20).

13. ¿Acaso no es muy peligroso manipular indebidamente la ley de Dios para intentar cambiarla?

"No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno" (Deuteronomio 4:2). "No añadas a sus palabras, porque no te reprenda, y seas hallado mentiroso" (Proverbios 30:6).
Respuesta:   Dios ha prohibido en forma específica y positiva que se cambie su ley quitando o añadiendo algo. Intentar cambiar la ley de Dios es una de las cosas más terribles y peligrosas que alguien puede hacer.

14. ¿Por qué hizo Dios el Sábado?

A. Como señal de la creación
"Acordarte has del día del reposo para santificarlo... Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día del reposo y lo santificó" (Exodo 20:8-11).

B. Como señal de la redención y la santificación.
"Diles también mis sábados, que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico" (Ezequiel 20:12).
Respuesta:   Dios dio el Sábado como una doble señal: (1) Es una señal de que él creó el mundo en seis días literales de 24 horas cada uno y (2) es también una señal del gran poder de Dios para redimir y santificar a los seres humanos. Seguramente que todo cristiano amará el Sábado como una señal preciosa de la creación y de la redención (Exodo 31:13, 17 Ezequiel 20:12, 20). Es un gran insulto para Dios que los hombres pisoteen el Sábado. En Isaías 58:13-14, Dios nos dice que todos los que esperan ser bendecidos por él deberan dejar de pisotear el Sábado.

15. ¿Cuán importante es la observancia del Sábado?

"El pecado es transgresión de la ley" (1 Juan 3:4). "La paga del pecado es muerte" (Romanos 6:23). "Cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es hecho culpado de todos" (Santiago 2:10). "Cristo padeció... dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas" (1 Pedro 2:21). "[Cristo] vino a ser causa de eterna salud [salvación] a todos los que le obedecen" (Hebreos 5:9).
Respuesta:   Es un asunto de vida o muerte. La santificación del Sábado se ordena en el cuarto mandamiento de la ley de Dios. ¡La violación deliberada de alguno de los Diez Mandamientos es pecado! Los cristianos seguirán gozosamente el ejemplo de Cristo en la observancia del Sábado. Nuestra única seguridad reside en estudiar cuidadosamente las Escrituras para conocer "bien la palabra de verdad" (2 Timoteo 2:15). Debemos tener el apoyo positivo de las Escrituras para toda práctica cristiana que sigamos.

16. ¿Qué siente Dios con respecto a los dirigentes religiosos que pasan por alto el Sábado?

"Sus sacerdotes violentaron mi ley y contaminaron mis santuarios: entre lo santo y lo profano no hicieron diferencia, ni distinguieron entre inmundo y limpio; y de mis sábados escondieron sus ojos, y yo era profanado en medio de ellos". "Por tanto, derramé sobre ellos mi ira" (Ezequiel 22:26, 31).
Respuesta:   Al pretender desconocer el verdadero Sábado de Dios, los dirigentes religiosos ofenden al gran Dios del cielo. Dios promete un seguro castigo para tales falsos pastores. El no puede tartar este tema livianamente. Jesús condenó a los fariseos por pretender amar a Dios, mientras violaban uno de los mandamientos. Véase: Marcos 7:7-13.

17. ¿Me afecta a mí personalmente la observancia del Sábado?

"Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15). "De manera que cada uno de nosotros dará a Dios razón de sí" (Romanos 14:12). "El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lo bueno, y no lo hace" (Santiago 4:17). "Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad [de Dios]" (Apocalipsis 22:14). "Aquí está la paciencia de los santos aquí están los que guardan los mandamientos de Dios" (Apocalipsis 14:12).
Respuesta:   Sí, positivamente, el Sábado debe ser su día de reposo. Dios lo hizo para Usted, y si usted lo ama a él, lo guardará, porque es uno de sus
mandamientos. Amor sin cumplimiento de los mandamientos de Dios no es de ninguna manera amor (1 Juan 2:4). Usted tendrá que hacer una decisión, no podrá evitarlo. Nadie puede excusarlo de ese deber. Personalmente tendrá que dar cuenta delante de Dios. Dios le pide que lo ame y lo obedezca ahora. 
PREGUNTAS PARA MEDITAR

1. ¿No es el sábado solamente para los judíos?


No. Jesús dijo: "El sábado por causa del hombre es hecho" (Marcos 2:27). No es para los judíos solamente, sino para el hombre en general: para todos los hombres y todas las mujeres sin distinción. Los judíos no existieron hasta 2,500 años después que se estableció el sábado.

2. ¿No es el texto encontrado en Hechos 20:7-12 una prueba de que los discípulos guardaban el domingo como día santo?


De acuerdo con la Biblia, cada día empieza a la puesta del sol y termina cuando el sol se pone al día siguiente. (Véase Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31 Levítico 23:32), y la parte oscura del día viene primero. De manera que el sábado empieza el viernes a la puesta de sol y termina el sábado a la puesta de sol. Esta reunión de Hechos 20 se realizaba en la parte oscura del domingo, o como ahora diríamos, el sábado de noche. (En la versión New English Bible,* Hechos 20:7 aparece así: "El sábado de noche, en nuestra asamblea...").

Era pues una reunión del sábado de noche, y duró hasta la medianoche. Pablo realizaba una gira de despedida y sabía que él no volvería a ver a estas personas antes de su muerte (vers. 25). No es extraño que él predicara tan largo. (Ningún servicio semanal regular hubiera durado toda la noche.) Esta reunión tuvo lugar en la parte oscura del primer día de la semana, lo que en términos modernos diríamos el sábado de noche, porque Pablo estaba listo para partir al día siguiente. El partimiento del pan no tiene ningún significado referente a un día santo, porque "partían el pan en las casas... cada día" (Hechos 2:46). No existe en este pasaje de las Escrituras, la menor indicación de que el primer día fuera santo ni que estos cristianos primitivos lo consideraban así. Ni existe la más remota evidencia de que el sábado fue cambiado. Probablemente se menciona esta reunión sólo por causa del milagro de la resurrección de Eutico. La Biblia se refiere al domingo como a "uno de los seis días de trabajo" en Ezequiel 46:1.."

*(C) Los Delegados de la Oxford University Press y el Sindicato de la Cambridge University Press, 1961, 1970. Usado con permiso.

3. ¿No habla 1 Corintios 16:1-2 de ofrendas en la escuela dominical?


No. No hay en ese pasaje ninguna referencia a una reunión pública. El dinero debía de apartarse privadamente en casa. Se produjo un hambre en Judea (Romanos 15:26 Hechos 11:26-30) y Pablo escribió para pedir que las iglesias del Asia Menor ayudaran. Todos estos cristianos santificaban el sábado, de manera que San Pablo sugirió que todos los domingos de mañana (que era el tiempo en que arreglaban y pagaban las cuentas), después que hubiera pasado el sábado, apartaran algo para sus hermanos necesitados, de manera que pudieran tenerlo a mano cuando él llegara. Esto había de hacerse privadamente, "en casa", como dice la Biblia de Jerusalén. Aquí tampoco la Biblia se refiere al domingo como un día santo.

4. ¿Pero no se ha perdido el cómputo del tiempo y no se han cambiado los días de la semana desde el tiempo de Cristo?


No. Las enciclopedias y las fuentes fidedignas atestiguan que nuestro séptimo día es el mismo que Jesús santificó. Es un asunto fácil de comprobar a través de una sencilla investigación.

5. ¿Pero no encontramos en Juan 20:19 el relato en los discípulos aparecen instituyendo la observancia del domingo en honor a laresurrección?


Al contrario. Los discípulos todavía no creían que la resurrección hubiera ocurrido (Marcos 16:14). Se habían reunido allí "por temor a los judíos" y tenían las puertas cerradas. Cuando Jesus apareció, "les reprochó... porque no habían creído a los que le habían visto resucitado". No hay ninguna insinuación de que consideraran el domingo como día santo. Hay solamente 8 versículos en el Nuevo Testamento que mencionan el primer día de la semana. Ninguno de ellos sugiere que ese día es santo, mucho menos que ese día se deba observar como tal.

6. ¿No anula el sábado el texto que encontramos en Colosenses 2:14-17?


De ningún modo. Se refiere solamente a los sábados que eran "la sombra de lo por venir", y no al Sábado del séptimo día. Había siete días santos anuales que también se llamaban "sábados”, o sea fiestas, en el antiguo Israel. Estos existían "además de los sábados de Jehová" (Levítico 23:38), o sea los Sábados semanales del séptimo día. Todos estos prefiguraban la cruz y terminaron en la cruz, pero el Sábado semanal de Dios fue establecido antes que entrara el pecado, y por lo tanto no podía prefigurar nada relativo a la liberación del pecado. Es por eso que Colosenses 2 establece una diferencia y específicamente menciona, los sábados que eran "una sombra". Estos siete sábados anuales que fueron abolidos se mencionan en el libro de Levítico capítulo 23. 

7. De acuerdo con Romanos 14:5, el día que guardamos es un asunto de opinión personal, ¿no es así?


Note que todo el capítulo trata acerca de juzgar a otros (versículo 4, 10, 13). El punto no es el sábado semanal, que era parte de la ley moral, sino los días de fiesta anuales de la ley ceremonial. Los cristianos judíos estaban criticando a los cristianos gentiles porque no los observaban. Pablo sencillamente les dice que no deben juzgarse el uno al otro. La ley ceremonial ya no está vigente.
----------------------
(Source: Amazing Facts).